04-16-2016 Equipo OTD

Encuentro del Frente (FDS) en la sede del Partido Comunista de Chile



El pasado 11 de abril, OTD Chile asistió como representante del Frente de la Diversidad Sexual y de Género, a través de su Comisión Política, a un encuentro en la sede del Partido Comunista de Chile junto a otros grupos, como la Fundación Transitar, para hablar sobre la urgencia de la Ley de Identidad de Género en Chile.

La Diputada nacional Carol Cariola al inicio del encuentrao, da unas palabras de bienvenida.
La Diputada nacional, Karol Cariola, al inicio del encuentro, da la bienvenida.

La jornada comenzó con la presentación de Rebeca Gaete, coordinadora de género y diversidad de las juventudes comunistas de Chile, dando paso a la diputada nacional Karol Cariola, jefa de la bancada del mismo partido político en la Cámara de diputados.
Se contó con la exposición del documental realizado por la Fundación Transitar, “niños rosados y niñas azules”, presentado por su vicepresidenta, Niki Raveau. A continuación, Evelyn Silva, presidenta de la misma asociación, mamá de una niña trans, mencionó que “los niños están enmudecidos por el adultcentrismo”, señalando la forma errónea de legislar sobre el tema trans en lxs niñxs, sin preguntarles a elles mismes cuáles son sus necesidades, reflexionando sobre la gravedad de que un juez deba decidir sobre la situación de transición (o no) de une niñe trans.

Le últime exponente fue le vicepresidente de OTD Chile, Franco Fuica, quien repasó los principales puntos de la temática trans. Franco fue describiendo conceptos tales como qué es la identidad de género y continuando hacia cuestiones más desarrolladas en torno al género, rompiendo con la tradicional idea de que el género es binario, señalando que se trata de una cuestión circular, “una construcción social”, haciendo mención también a las resoluciones internacionales más destacables, como los Principios de Yogyakarta.
Terminó su exposición recordando lo vulnerable que resulta la población trans en diferentes ámbitos (laboral, educativo, salud,…), recordando que no es una cuestión sin importancia los homicidios hacia este colectivo, en donde cada día una mujer trans es asesinada en Brasil, una a la semana en Honduras, y un largo etcétera,  no olvidando que la esperanza media de vida de una persona trans es de 34 años.

También, se contó con la presencia de personas trans de la tercera edad, para quienes el hecho de poder cambiar sus nombres no es suficiente, son necesarias reparaciones estatales, acciones afirmativas por haber vivido en una sociedad que les diezmó, coartando sus proyectos de vida y sumiéndolas en la pobreza.