12-12-2018 Giuliana Ippoliti

¿Qué dice la Ley de Identidad de Género en Chile?



El pasado 28 de noviembre de 2018, el Gobierno promulgó la Ley de Identidad de Género en Chile. Esto, deja atrás un debate que duró más de cinco años en el Congreso. Ahora resta esperar a que sea publicada en el Diario Oficial, y se convierta en Ley de la República. Con suerte, los primero cambios de nombre y sexo se estarían llevando a cabo en octubre de 2019.

View this post on Instagram

Ayer Chile se convirtió en un mejor país. En un año más muchas personas transgénero podrán cambiar su nombre y sexo registral sin trámites engorrosos, patologizantes y humillantes. El cuestionamiento de nuestra identidad, que es la mayor causa de discriminación que vivimos en todos los espacios donde nos desenvolvemos, ayer se deshizo. Esperamos que esta Ley ayude a salvar vidas, en honor a aquelles que ya no están con nosotres. En #OTDChile seguiremos luchando porque tener una identidad trans no sea estar condenade a un espacio de marginación y discriminación. Somos mayoría! Ganamos y vamos a ir por más! Gracias a les activistas, aliades, a los/las 95 diputados/as que quedarán en la historia por contribuir al respeto de los Derechos Humanos de todas, todos y todes. #LigAhora 📷 Javiera Salgado Herrera.

A post shared by Asociación OTD Chile (@otdchile) on

El principio de la nueva Ley de Identidad de Género

Luego de que la Ley sea publicada oficialmente, se otorga un periodo de seis meses para que tanto el Ministerio de Desarrollo Social y como el de Salud, apliquen el artículo 26.  El mismo establece que personas jurídicas sin fines de lucro, pueden realizar programas de acompañamiento y orientación, a adolescentes trans que quieran solicitar su cambio de nombre y sexo en el documento de identidad; y deban asistir a un tribunal de familia.

Por otro lado, se empezará una labor de consejería familiar, capacitación de comunidades escolares, entre otras.

¿Qué dice la Ley?

Primero se ajusta al principio de la no patologización; esto quiere decir que no considera a las personas transgénero como enfermas o con un trastorno. Es decir, no se exigirán informes médicos, psicológicos y mucho menos tratamientos de modificación corporal.

Asimismo, permite el cambio del nombre y sexo de una persona en su documento de identidad. Acá, hay un punto que fuer fervientemente debatido: se permitirá que jóvenes de entre 14 y 18 años puedan solicitar el trámite siempre que cumplan con dos condiciones. La primera es que cuenten con el permiso y apoyo de sus representantes, y la segunda, es que asistan a un Tribunal de Familia. En este punto, aunque la solicitud no contempla informes médicos, sí se requiere que esté acompañada de antecedentes sobre el contexto psicosocial y familiar.

En un ámbito negativo, la Ley establece que las personas casadas no podrán acogerse al procedimiento. En cambio, deberán divorciarse para poder iniciar el trámite de reconocimiento de su identidad.

Ley de Identidad de Género en Chile. 

¿Por qué es importante su aprobación?

La discriminación es un arma para la destrucción. Tal vez, semejante afirmación, pueda sonar demasiado fuerte; no obstante, cuando una persona experimenta el rechazo, odio, y es juzgada por motivos inexcusables, la forma en la que comenzó a escribirse este párrafo es aceptable. Todas las personas somos necesarias para construir un mundo mejor, para ejercer una ciudadanía ejemplar, tener vidas dignas y sobre todo, estar y sentirnos bien con quienes somos.

Ser quién somos no es un delito, un pecado, y mucho menos debería ser algo que te condicione socialmente. Por ese motivo, tener una Ley que ampare a las personas transgénero es una responsabilidad Estatal. La diversidad, la equidad y los derechos, son una prioridad necesaria para el desarrollo de una nación. De eso que no quepa ninguna duda.

La espera para la entrada en vigor de la Ley

Tras el visto bueno del presidente Sebastián Piñera, y la publicación en el Diario Oficial, es posible que pueda transcurrir un año antes de que se complete la vigencia de esta Ley que reivindica el derecho a la identidad.

Lee más sobre la Ley de Identidad de Género en Chile.