12-06-2018 admin

Ser trans en el colegio, la lucha por el reconocimiento y contra el binarismo



Los investigadores Rhonny Latorre y Arnaldo Salazar publicaron el artículo “Escolaridad e inclusión: subjetividades trans en el ámbito escolar”, el primero de un estudio sobre los mecanismos de exclusión que existen en el sistema estudiantil.

Rhonny es uno de los fundadores del Colegio Paulo Freire de San Miguel, tiene 32 años, es sociólogo y parte del Centro de reflexiones e investigaciones del propio centro educativo, cuyo fin es investigar sobre diferentes necesidades que manifiesten les miembres de la comunidad.

El Colegio Paulo Freire tiene la modalidad dos por uno, cuenta con 22 profesores y profesoras y 174 estudiantes de entre 16 y 24 años, cuyo perfil suele ajustarse a las personas que son excluidas de la escolaridad tradicional.

Han tenido varias personas trans o de género no conforme en su establecimiento. “Generalmente se asumen como personas no binarias, eso mismo nos motivó a tratar de indagar un poco más”, dijo.

Este artículo es el primero de dicha investigación. “Nuestro objetivo es develar los mecanismos institucionales que tiene el sistema escolar para excluir a ciertas subjetividades y ciertas tipologías de estudiantes”. En el caso de las personas trans esto suele ser evidente. “La subjetividad trans dentro de la sistemas escolar la entendemos como una categoría fronteriza. Elles son sujetes de todas las formas de exclusión que puede darse dentro del sistema escolar”, explica.

La metodología fue un focus group, facilitado por el área de investigaciones de OTD Chile, en el que participaron personas trans que han accedido a educación superior y que socializaron su identidad después del colegio. Todes manifestaron la necesidad de reconocimiento, en tiempos en que nadie nombraba la vivencia trans como se hace actualmente.

“Al no tener un reconocimiento identitario y no saber nombrar su identidad, no había un referente, por ende primero se asumen como parte de la disidencia sexual”. Aunque prontamente eso tampoco se ajusta a su sentir. “Las necesidades de reconocimiento, que está en cualquiera de nosotres, se trasladó en su caso a otros focos. Estas personas habían tenido un rango sobresaliente en el colegio, por ejemplo, ya sea en asignaturas, en deporte, etc”.

Todes apuntan al uso del uniforme escolar binario, la educación sexista, el uso de los baños, el respeto por el nombre social y la resistencia al lenguaje inclusivo como temas urgentes por resolver.

Actualmente, la investigación sigue en curso incluyendo a mujeres, personas LGBIQ, con necesidades educativas especiales o con diferentes ritmos de aprendizaje. Sobre la importancia de realizar estas investigaciones en conjunto con organizaciones sociales interesadas, Rhonny es claro: “creemos en un conocimiento situado, en un investigador militante, que participe de los procesos que está estudiando. Vemos con buenos ojos la incipiente necesidad de las organizaciones de investigar, pero es importante no replicar esta investigación asistencialista”.

Si eres investigador y te interesa este tema escribe a investigaciones@otdchile.org.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *