11-07-2018 admin

Declaración conjunta para la despatologización y Día Internacional de la Memoria Transgénero (TDoR) 2018



21 de octubre de 2018

En 2018, diversos activistas trans y de género diverso se reunirán dos veces durante un mes para conmemorar el Día Internacional de la Memoria Transgénero (20 de noviembre) y para convocar otro Día Internacional de Acción para la Despatologización trans (21 de octubre). Esta concurrencia habla de forma alta y clara sobre el pasado, presente y futuro de nuestras comunidades y movimientos.

En junio de 2018, la Organización Mundial de la Salud anunció la culminación del proceso de revisión y reforma de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE). Entre otros resultados, el anuncio incluyó la eliminación de todas las referencias patologizadoras hacia personas trans y de género diverso del Capítulo sobre Salud Mental de la CIE; la creación de un nuevo Capítulo sobre Condiciones Relacionadas con la Salud Sexual y la inclusión de dos nuevas categorías: Incongruencia de Género en la Adolescencia y la Adultez (GIAA) e Incongruencia de Género en la Infancia (GIC). Esta nueva versión de la CIE, la CIE-11, debe ser aprobada en 2019 por la Asamblea Mundial de la Salud (WHA). En todo el mundo, activistas trans y de género diverso continúan trabajando juntes para abordar cinco temas fundamentales:

  1. Asegurar la aprobación de la CIE-11 por la Asamblea Mundial de la Salud (WHA)
  2. Deshacerse del término Incongruencia de Género en la Infancia (GIC), una categoría innecesaria y peligrosa que apunta a erradicar la diversidad de género en la infancia.
  3. Modificar el lenguaje actual de la Incongruencia de Género en la Adolescencia y la Adultez (GIAA), y establecer mejores prácticas asociadas a esta categoría.
  4. Promover la aplicación de la CIE-11 a nivel nacional a través de una reforma legal y de políticas destinadas a despatologizar el acceso de personas trans y de género diverso, al reconocimiento legal de género y de derechos relacionados.
  5. Promover la adopción de la CIE-11 en el contexto de acceso universal a la atención de salud, para garantizar el derecho de las personas trans y de género diverso al acceso a procedimientos y tratamientos de afirmación de género en condiciones totalmente compatibles con las normas de derechos humanos.

Mientras les activistas trans y de género diverso han luchado juntes en las últimas décadas, las luchas por despatologizar nuestras vidas se han entrelazado intrínsecamente con nuestra lucha central para desmantelar todas las formas de estigma, discriminación y violencia contra nosotres, es decir, nuestra lucha por sobrevivir. En cada Día Internacional de la Memoria Transgénero, nos reunimos no sólo para recordar nuestras muertes, sino también para reafirmar nuestro compromiso de recordar el pasado y asegurarnos de no olvidar sus lecciones.

En todo el mundo, las personas trans y de género diverso, enfrentan una violencia implacable, frecuentemente perpetrada por las mismas instituciones que deberían brindarnos apoyo y protección, como escuelas, refugios y hospitales. La negativa institucional a respetar nuestros nombres y pronombres se puede pesquisar a lo largo de toda nuestra vida, e incluso después de la muerte. El horrible número de asesinatos reportados cada año por el Proyecto de Monitoreo de Asesinatos Trans es sólo la punta del iceberg. Saber, cada día, que nuestras vidas están en peligro pone a nuestra comunidad bajo un enorme estrés mental y físico, por lo que necesitamos apoyo para poder enfrentar el dolor y el miedo.

Les sobrevivientes a la violencia trans y de género no tienen acceso a la justicia, incluyendo la justicia reparativa y rehabilitativa. Sólo cuando las personas trans y de género diverso son asesinadas, se pone el foco en nuestras comunidades; les sobrevivientes de violencia sexual, doméstica, policial, institucional y de otra índole viven con traumas, y nuestros sistemas no están diseñados para proporcionarles sanación.

La inclusión histórica del trastorno de identidad de género (GID) en el capítulo de salud mental de la CIE-10, ha excluido investigaciones serias y profundas sobre el tipo de problemas de salud mental que enfrentan las personas trans y de género diverso, como resultado de la clasificación de nuestras identidades como enfermedad mental. Con los cambios propuestos a la CIE-11, ya no se nos considerará como enfermas mentales simplemente por ser trans o de género diverso, y esperamos que finalmente podamos recibir una atención de salud mental adecuada, mediante la evaluación de nuestros síntomas de la misma manera que lo sería para cualquier persona cisgénero.

La violencia contra personas trans y de género diverso también está vinculada a la diversidad e interseccionalidad de nuestras experiencias de vida, que nos exponen a incluso mayores riesgos: si somos personas negras o de color y/o indígenas; vivir en la pobreza; hacer trabajo sexual; pertenecer a minorías étnicas y/o religiosas; el uso de drogas; ser migrantes; vivir con VIH y/o hepatitis C; vivir con discapacidades; estar en prisión; no tener hogar; ser diagnosticades con trastornos mentales y/o recibir tratamiento de salud mental; ser víctimas de violencia sexual y/o reproductiva, etc.

La violencia se manifiesta en la misma cotidianeidad, al hablar con un oficial de policía; tratar de conseguir un pasaporte, caminar en la calle, incluso pensar en usar un baño público. La lista continúa.

Por oscuros que sean los tiempos, la existencia de dos fechas de conmemoración internacional politizada trans y de género diverso, debe reconocerse como evidencia de la capacidad de nuestros movimientos para identificar, abordar, organizar y hacer historia por medio del cambio de ésta. En este tercer fin de semana de octubre, pedimos que se construya solidaridad colectiva, cuidado y resistencia, para encontrar fortaleza tanto en nuestras similitudes como en nuestras diferencias, y para poner fin a todas las formas de violencia contra nosotres. ¡Trabajemos juntes para desmantelar el “cistema”!

Solidariamente,

Akahatá, Asia Pacific Transgender Network, GATE, ILGA, RFSL, Southern Africa Trans Forum, Stop Trans Pathologization, TGEU.

Fuente: Transactivists.org

Traducción: Milán Rendic Galarce.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *