12-10-2015 Equipo OTD

DECLARACIÓN PÚBLICA DÍA DE LOS DERECHOS HUMANOS del Frente de la Diversidad Sexual y Géneros



Santiago 10 de diciembre 2015

El Frente de la Diversidad Sexual y Géneros, principal red de organizaciones LGBTI de Chile formada por ACCIONGAY, Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio, Asociación Organizando Trans Diversidades (OTD CHILE), Fundación Daniel Zamudio, Fundación Iguales, Fundación Todo Mejora, Mogaleth, MUMS, Red de Psicólogos de la Diversidad Sexual, SOMOS COQUIMBO y Valdiversa, en el Día de los Derechos Humanos, declara lo siguiente:

El respeto del principio de igualdad y no discriminación, consagrado en numerosos Tratados Internacionales de Derechos Humanos, es básico para que la dignidad inherente a toda persona no sea vulnerada.

Los derechos humanos son universales y están por encima de cualquier ley que los menoscabe o transgreda, entendiéndolos como una carta de navegación para los países en la elaboración de sus legislaciones y políticas públicas.

Los derechos humanos reconocen la importancia de la diversidad social, sin limitar en grupo etario, religioso, sexual y político, sin mediar ninguna condición para ello, ni orientación sexual ni identidad de género.

Es obligación del Estado chileno adoptar las medidas para fomentar y estimular el respeto y la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales de todas las personas y grupos, sin distinción alguna:

  1. Derecho al matrimonio. Es prioritario que el Estado chileno establezca matrimonio igualitario en que se contemple filiación y de esa forma se reconozca y proteja la copaternidad y comaternidad bajo la condición de familia.
  1. Derecho a la identidad, mediante una ley de identidad de género que establezca un trámite administrativo, sencillo, ante el Registro Civil, no sujeto a la voluntad de un juez; una ley que venga a “reparar” el sistemático atropello de derechos humanos que sigue precarizando, estigmatizando y violentando las existencias e identidades Trans. 
  1. Infancia y adolescencia. Es necesario establecer una modificación que pueda tener un impacto transversal en las políticas que pretenden garantizar y reconocer los derechos de NNA.  Para ello, sugerimos no sólo un reconocimiento formal legal de estos derechos, sino además la creación de una institucionalidad suficientemente capaz de cumplir y hacer cumplir esta normativa y proteger a todos los niños, niñas y adolescentes que sufren por ser percibid*s como lesbiana, gay, bisexual, trans e intersex. 
  2. Tratados y de convenciones internacionales ratificadas. Chile ha de velar por el cumplimiento, garantía y protección de los derechos humanos recogidos en los principales tratados que ha ratificado: Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y sus Protocolos Facultativos, Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, Convención Americana sobre Derechos Humanos, Convención sobre los Derechos del Niño, entre otros.
  3. Obligatoriedad pendiente respecto al Derecho Internacional de los Derechos Humanos. Chile ha de dar un paso más en el reconocimiento y protección de los derechos humanos ratificando tratados y/convenciones que sólo ha firmado, como el Protocolo Facultativo al Pacto Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la Convención Interamericana contra el Racismo, la Discriminación Racial y Formas Conexas de Intolerancia, la Convención Interamericana contra Toda Forma de Discriminación e Intolerancia, entre otros.
  4. Caso Atala Riffo y niñas vs Chile. Nuestro país fue condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos por violar el derecho a la igualdad y a la no discriminación y tiene pendiente el cumplimiento total de la sentencia, como el establecimiento de programas y cursos permanentes de educación y capacitación dirigidos a funcionarios públicos a nivel regional y nacional y particularmente a funcionarios judiciales.
  5. Principios de Yogyakarta sobre la aplicación de la legislación internacional de derechos humanos en relación con la orientación sexual y la identidad de géner Chile se comprometió a aplicarlos en el Examen Periódico Universal (EPU) de la ONU del año 2009 y a día de hoy sigue postergando esta tarea
  6. Hacemos un llamado a los representantes políticos de nuestras instituciones para que no dificulten el reconocimiento de los derechos humanos y aumenten la inversión pública para su protección y garantía, y nos comprometemos a seguir trabajando juntxs para conseguir un país más inclusivo, menos discriminatorio y de reconocimiento de derechos plenos para tod*s.