03-16-2017 Equipo OTD

4ta Muralla | Acoso sexual a trans femeninas: aquello de lo que no se habla



Por Lilit Herrera

Múltiples han sido las situaciones de acoso sexual que se han dado a conocer de un tiempo a esta parte. El estallido ha tenido su epicentro en las universidades; baste recordar lo ocurrido en la Universidad de Chile, con profesores acosando a estudiantes, como el caso del académico Leonardo León. Sin embargo, hasta ahora, las denuncias que se han hecho públicas corresponden a las de mujeres cisgénero, pero ¿qué pasa con las trans, específicamente, las trans femeninas? Pues también sufren de acoso sexual, pero se mantiene cubierto bajo un velo de desconocimiento.

¿Trans femeninas?

Quizá, para comenzar sea necesario clarificar lo que significa ser una trans femenina. En términos someros, se refiere a aquella persona con un cuerpo decodificado socialmente como de hombre que en su subjetividad/identidad, fluye hacia lo femenino (no siempre mujer), por lo tanto, resulta problemático para una clasificación binaria,

¿Qué es el acoso sexual?

Existen diversas definiciones que intentan explicar el acoso sexual, una de ellas es la proporcionada por la Guía Legal sobre acoso sexual, dispuesta en la plataforma online de la Biblioteca del Congreso Nacional, en este caso, es definido de la siguiente manera: “Los requerimientos de carácter sexual que un hombre o una mujer realizan  a otra persona, sin su consentimiento, y que amenazan  o perjudican su situación laboral u oportunidades en el empleo.

Por su parte, el texto Orientaciones para enfrentar el Acoso Sexual en la Universidad de Chile señala lo siguiente: “el acoso es una conducta discriminatoria que atenta contra la dignidad de las personas y que impide el goce y el ejercicio de múltiples derechos. Implica todas aquellas conductas de carácter sexual no deseadas por la persona que las recibe y que, por ello afectan su dignidad al resultar ofensivas, hostiles o amenazadoras”.

¿Todos/as sufren acoso sexual por igual?

Es importante señalar que si bien todos podemos sufrir acoso sexual, hay sectores más afectados. Así lo grafica la campaña Acoso Sexual también es Violencia, levantada por las secretarías de género y sexualidades de universidades de Valparaíso durante el 2015-2016, la cual precisa lo siguiente: “el acoso no es neutral, si bien los hombres pueden ser objeto de acoso, son las mujeres y la diversidad sexual quienes mayoritariamente están expuestas a la discriminación, producto de la asimetría de poder que existe en la sociedad”.

Testimonios

Nunca es fácil que las víctimas de acoso sexual hablen sobre lo que les ha ocurrido, por eso, es tremendamente significativo cuando logran hacerlo. Así lo podemos leer en testimonios de dos chicas de Santiago. El primero corresponde al de Melisa:

“El 2016, de vuelta de la casa de un amigo, me vine en una 418 que iba vacía, en eso, por ahí por Arrieta con Tobalaba, se sube un tipo que entre toda la micro vacía se decidió sentar al lado mío. Me fue tocando la pierna con una mano y con la otra se agarraba el pene por arriba del pantalón, hasta que se bajó en el Costanera Center. Me cagué de susto y no dije nada por miedo a que como la micro estaba vacía, me obligara a bajarme y pasara algo peor”.

Y es la misma Melisa que también fue acosada por el administrador de un grupo de Facebook para hablar sobre el contenido del grupo, pero al final, en las escaleras de un mall, se bajó los pantalones e intentó obligarla a practicarle sexo oral.

Francisca, por su parte, narra que cuando se dirigió a realizar un depósito en un banco, sufrió la siguiente experiencia:

“Siento o veo algo que se acerca mucho a mí y pensé que me robarían la plata y no, era el guardia que me abrazó por atrás fuerte y yo traté de hacerme a un lado pero no pude del todo, lo empujé (…) Me dirigí a hablar con una señora de atención el cliente, pero él ya había hablado con ella. Llegó el guardia, diciendo que éramos amigos”.

Finalmente, Fran cuenta que la derivaron a un encargado y exigió que revisaran las cámaras. Al tiempo, el guardia fue cambiado de sucursal, mientras gente del banco, le pidió disculpas por lo ocurrido.

Lo relatado por estas chicas da cuenta de una  problemática cotidiana que viven mujeres cisgénero ciertamente, pero también, chicas trans y de esa realidad poco se habla, por ello, es muy importante comenzar a visibilizarla.

Fuente: La 4ta Muralla