11-13-2017 Equipo OTD

Convesatorio DD.HH sobre personas transgénero experiencia Canadá-Chile evidenció distante brecha



El jueves 9 de noviembre la abogada canadiense y transgénero, Nicole Nussbaum, participó en un conversatorio con la asesora jurídica de OTD Chile, Constanza Valdés, sobre los Derechos Humanos de las personas trans.Ambas hicieron un recorrido sobre los derechos que tienen las personas que muestran una identidad de género diferente a la asignada al nacer.

La actividad se realizó en el edificio Moneda Bicentenario y contó con el apoyo de la División de Organizaciones Sociales del Gobierno de Chile y la participación de la embajadora de Canadá en Chile, Patricia Peña, cuya embajada diplomática gestionó la visita a Chile de la abogada canadiense Nussbaum.

La abogada canadiense, quien el día anterior expuso ante la Comisión de Derechos Humanos y Pueblos Originarios de la Cámara de Diputados, en el marco de la discusión sobre la ley de identidad de género, explicó claramente cómo su país ha facilitado la vida de las personas trans al reconocerlas, permitiendo su pleno desarrollo.

 

Su exposición se centró en el caso del Estado de Ontario, en el que se realizó la primera encuesta trans en 2010, que tuvo un universo de 433 personas entrevistadas. Los resultados provocaron un “shock” ya que demostró la marginación en la que vivían. Por ejemplo, la mitad ganaba menos de cien mil dólares al año, el 60% supo su identidad de género antes de los 10 años, el 20% corresponde a personas trans no binarias y la mitad de ellas ha pensado en suicidarse.

La abogada líder de Transforming Justice explicó que las estadísticas el 5% de la población se ha sentido discriminada, en contraste con el 43% si nos referimos sólo a las personas trans. El estudio demostró que todas las situaciones problemáticas aumentan considerablemente cuando eres trans.

Gracias a éste tipo de investigaciones se han producido cambios y en 2012 se creó un sistema de protección a les trans, que va desde el uso del baño según la expresión de género particular, la privacidad de los expedientes de salud, que sea innecesario el cambio de sexo para el reconocimiento de su identidad, etc.

Les niñes y adolescentes trans requieren el consentimiento de los padres, solo si son menores de 14 años, además de la declaración de profesionales de salud. Esto a pesar de que la abogada afirma que “no hay nada que diagnosticar” y que ser trans entra en aspectos que son parte de la diversidad de seres humanos que existen.

“Las personas no cambian de identidad por diversión”, explica y que la patologización de las personas trans con diagnóstico de “disforia de género” es un proceso que se acaba cuando descubre su verdadera identidad, sea esta masculina, femenina o no binaria.

“Es mejor que seas quién eres” fue la recomendación que se hizo a las autoridades cuando se discutía sobre los cambios de identidad, algo que entendieron y que destaca al país norteamericano en su camino hacia la neutralidad de género.

Éste panorama contrastó con las dificultades que presentan las personas trans en Chile donde deben ser patologizadas para poder acceder a tratamiento de salud sexual y salud reproductiva y hacer una serie de trámites judiciales vejatorios para su cambio de nombre, por ejemplo.

La asesora jurídica de OTD Chile, Constanza Valdés, recordó que si bien existe la ley 20.609, más conocida como ley Zamudio, prohíbe la discriminación, nunca se ha aceptado una acción de no discriminación por razones de identidad de género. También mencionó la existencia de la vía clínica para la adecuación corporal en personas con incongruencia entre sexo físico e identidad de género, creada en 2010 que se basa en la patologización de la persona trans.

A esto se suma la existencia de circulares del Ministerio de Salud (21 y 34) sobre el tratamiento de les pacientes trans, cuya aplicación depende mucho del profesional a cargo de la atención. En materia de educación, si bien la EncuestaT reveló que el 40% de las personas recibió algún trato violento en el lugar de estudio, entre 2013 y 2016 la Superintendencia de Educación sólo ha recibido 6 denuncias por discriminación por identidad de género.

Por otra parte, en el ámbito laboral no existe ninguna ley que regule la inclusión o no discriminación de personas trans, a pesar de que en la última reforma laboral se incluyó en el Código del Trabajo la prohibición de discriminar por identidad de género.

Sobre los cambios de nombres y sexo registral, la tendencia jurisprudencial de Chile es negarlos si no hay  intervenciónes quirúrgicas de esterilización o tratamientos hormonales previos. Ante éstas situaciones la ley de identidad de género, que se discute hace 4 años en el Congreso, viene a ser un primer paso de reconocimiento y de mejorar la situación social de las personas trans.

El evento contó además con la presencia de la representante de la División de Organizaciones Sociales del Gobierno,  Lya González, Denisse Hurtado representante del Ministerio de Relaciones Exteriores y diferentes activistas trans y personas representantes de organizaciones de la sociedad civil. 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *